Año nuevo, collares nuevos

Cada año empieza cargado de nuevos propósitos de esos que nos hacemos sabiendo que nunca se van a cumplir. Sin embargo esta vez el mío va a ser sencillo, seguir ilusionándome cada día haciendo lo que me gusta.

Sentarme al final del día, con distintos materiales y sin saber muy bien si lo que estoy haciendo terminará siendo algo bonito. Esos ratitos de concentración y entretenimiento son los que me llenan para seguir con esta aventura.

Por eso muchas veces las piezas que hago terminan siendo únicas y difícilmente repetibles, son fruto de la casualidad y de los materiales que tengo.

Así han surgido estos collares, de unas cuerdas que hace años me dio mi padre y que nunca he sabido muy bien como utilizar, sin embargo ahora les veo mil posibilidades.

Con piedras, pompones, o cualquier otra cosa terminaré haciendo, espero, más collares de esos que "llenan mis días" y alegran vuestros armarios.

Collar trenzado con piedras

Collar trenzado pompones